Diseño Gráfico

Algunos principios de diseño gráfico y el Efecto WOW

El diseño gráfico forma parte del eje necesario para sorprender a los clientes y crear un efecto wow. Todo tiene su manera de hacer y de ordenarse. Tengo bastante experiencia montando buffets de desayunos y candibares. Si, te parecerá raro, pero casi sin querer, me convertí en asesor de candibares. Soy muy meticuloso y a veces algo desordenado, pero he logrado captar la idea de como y sobre todo por qué cuando haces algo bonito y divertido, sin querer estás siguiendo patrones. Reunir todos esos patrones solo me ha llevado 25 años…

Regla de los tercios

Recuerdo la primera vez que opiné sobre el montaje de un superevento en el Gran hotel Bahía del Duque, la directora del departamento de incentivos, me miró con una mirada fría de esas que hacen que se congele hasta la respiración. Gracias a Dios que no fué capaz de pararme, porque a la clienta le encantó la idea  y lo mejor de todo…. es que lo pusieron en práctica. 

La idea era una «locura». Se me ocurrió decirles que trataran el escenario del evento como si se tratara de una fotografía y aplicaran la regla de los tercios (básico en esta disciplina). Recuero la conversación sobre el tema con la clienta, que posteriormente tuve la suerte de volver a aconsejar, pero esta vez ya como director del hotel Tryp Madrid Atocha.

Os dejo el folleto del hotel pinchando en el icono.

Os dejo el folleto del hotel pinchando en el icono. Si tengo que definir que es el efecto wow en un hotel, diría que es este, sin dudarlo. 

Balance y compensación en alimentos y bebidas

Un día conversando con Antonio, el maitre del hotel Meliá Galgos, que estaba a punto de jubilarse, me dejó atónito. Ciencia infusa aplicada a la hotelería: «si en el buffet de desayunos pones todo plano y de momento pones una altura, hay que compensarla en el lado que no hay nada», me vino a decir. 

Antonio me decía que no sabría decirme por qué, pero los clientes eran los que le habían hecho aprender y llevaban razón según él. No lo puedo negar, fue todo un descubrimiento y me abrió los ojos. Se me quedó grabado. 

Después de años y con la experiencia en mis espaldas, efectivamente he comprobado las palabras de Antonio y el efecto que me que ría ilustrar. Cuando montas eventos has de fijarte en todos los detalles. Todo empieza con las órdenes de servicio y sólo tienes que leerlas. 

Como conclusión, diría que al cerebro le gustan determinadas cosas,  pero todas tienen en común ciertos cánones como el balance, el peso de los elementos. La manera en que se muestran ante nuestros ojos combina muchos más factores, pero el principio de balance o de simetría es uno de los hilos conductores de los cánones de belleza.